miércoles, 15 de abril de 2015

NiNis, OTRA ESPECIE

Recuerdo esa frase que se convirtió en un tópico en todos los hogares de varias generaciones y que decía así: "¿Que no quieres estudiar? Pues no pasa nada...a trabajar". 

No cabía otra opción, era como pensar que sólo existieran el blanco y el negro, como si la extensa gama intermedia de colores hubiera desaparecido de la faz de la Tierra. También se contaba con el factor de que no se trataba de un farol por parte de los padres, que siempre tenían amigos que podían darles un curro de aprendiz en cualquiera de los sectores laborales y que, en muchos casos, sirvió para que se replantearan volver a los estudios.

Actualmente el farol y el empeño de transmitirles un mínimo de educación, por parte de algunos padres, está fuera de sus planes. 
Ni se lo llegan a plantear y sus hijos se encuentran desbocados hacia un futuro que no les importa lo más mínimo, tal vez porque saben que si se dejan caer, aquellos a quien putean cada día (a sus propios padres) todavía sacarán fuerzas para lanzar una confortable red que los proteja.




En ellos los valores se han perdido y solamente se rigen por la escaleta de programación que les marca una cadena de televisión que no hace más que sembrar odio, plasticidad y cabezas huecas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada